scientisthipster:

Dinosaurio de cuatro alas.
Un nuevo dinosaurio microraptor, con plumas excepcionalmente largas en la cola y alas posteriores, ha sido descubierto en la provincia de Liaoning, en el noreste de China. El hallazgo ha proporcionado información importante acerca del vuelo de los dinosaurios y su transición a las aves emplumadas.La criatura de 125 millones de años de antigüedad fue descubierta por un equipo internacional de paleontólogos liderado por el Dr. Luis Chiappe, del Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles (NHM). Llamada Changyuraptor yangi, lucía un cuerpo cubierto de plumas y una cola de hasta 30 centímetros de longitud, la más larga hasta ahora registrada en un dinosaurio no aviar.Diferentes análisis del fósil sugieren que su larga cola era fundamental para disminuir la velocidad durante el descenso y asegurar aterrizajes seguros. Pesaba cuatro kilogramos y medía más de un metro desde el hocico hasta la punta de la cola, siendo el dinosaurio de cuatro alas más grande jamás hallado, superando en tamaño a un albatros o águila de hoy en día.Los dinosaurios microraptor, parientes de los aviarios primitivos, se denominan de cuatro alas debido a las plumas prominentes que poseían en las patas traseras, dándoles la apariencia de un segundo conjunto de alas. (Conoce el ave más grande en volar los cielos).El descubrimiento de C. Yangi consolida la teoría de que el vuelo precede el origen de las aves, siéndoles heredado por sus precursores dinosaurios. Además, el fósil es evidencia de que no solamente las especies pequeñas podían volar. Si bien aún se necesita más información para entender por completo el vuelo de los dinosaurios, el fósil representa un gran avance.

scientisthipster:

Dinosaurio de cuatro alas.

Un nuevo dinosaurio microraptor, con plumas excepcionalmente largas en la cola y alas posteriores, ha sido descubierto en la provincia de Liaoning, en el noreste de China. El hallazgo ha proporcionado información importante acerca del vuelo de los dinosaurios y su transición a las aves emplumadas.

La criatura de 125 millones de años de antigüedad fue descubierta por un equipo internacional de paleontólogos liderado por el Dr. Luis Chiappe, del Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles (NHM). Llamada Changyuraptor yangi, lucía un cuerpo cubierto de plumas y una cola de hasta 30 centímetros de longitud, la más larga hasta ahora registrada en un dinosaurio no aviar.

Diferentes análisis del fósil sugieren que su larga cola era fundamental para disminuir la velocidad durante el descenso y asegurar aterrizajes seguros. Pesaba cuatro kilogramos y medía más de un metro desde el hocico hasta la punta de la cola, siendo el dinosaurio de cuatro alas más grande jamás hallado, superando en tamaño a un albatros o águila de hoy en día.

Los dinosaurios microraptor, parientes de los aviarios primitivos, se denominan de cuatro alas debido a las plumas prominentes que poseían en las patas traseras, dándoles la apariencia de un segundo conjunto de alas. (Conoce el ave más grande en volar los cielos).

El descubrimiento de C. Yangi consolida la teoría de que el vuelo precede el origen de las aves, siéndoles heredado por sus precursores dinosaurios. Además, el fósil es evidencia de que no solamente las especies pequeñas podían volar. Si bien aún se necesita más información para entender por completo el vuelo de los dinosaurios, el fósil representa un gran avance.